Seleccionar página

Yesica Bustamente estaba embarazada de 6 meses. Al realizarse los controles, un estudio revelo que tenía HIV positivo (como lo muestra en el estudio). Devastada pidió oración y el movimiento sobrenatural de invasión del amor de Dios hizo que recibiera su milagro.

Los médicos le pidieron que vuelva a realizarse los estudios y luego de unos días sorprendidos le dijeron “tu sangre está limpia”. Hoy Yesica está completamente sana del HIV.

Notas Relacionadas