Hace unos meses el pastor Rojas de Perú, visitó la Iglesia Cristiana Internacional para formarse en el movimiento de Invasión del amor de Dios.

Estando en la escuela de entrenamiento en Argentina reunido con pastores y líderes, su esposa Erika Rojas contaba que en el mismo momento la iglesia estaba siendo visitada poderosamente por el Espíritu Santo con sanidad y liberación.

La congregación se vio envuelta en un mover que nunca antes lo habían experimentado. Desde entonces la gloria siempre va en aumento.