Seleccionar página

Los pastores del equipo, Tito y Ester Cáceres y los pastores Ricardo y Alicia Bobbio, visitaron Curuzú Cuatiá para entrenar a más de veinte pastores que se reunieron con el fin de aprender más y recibir una impartición de parte de Dios. Los anfitriones fueron los pastores hijos, Mario y Marta Cerono. La iglesia se vio envuelta por un manto de gloria y se pudo sentir como Dios impartió la visión y activo lo sobrenatural.

Artículos Relacionados