Seleccionar página

Una de las iglesias hijas en San Antonio, Paraguay, comenzó con 13 personas, pero el crecimiento se vio unos años después cuando la iglesia abrazó la visión y lo sobrenatural de Invasión del amor de Dios. Hoy superan las 200 personas y siguen creciendo, por lo que construyeron su nuevo templo que alberga a todos los miembros con más comodidad, y siguen levantando iglesias.

Notas Relacionadas